Menü

Agujas, puntos de sutura, cintas – ¿Qué material usar para distintas heridas?

Para decidir las medidas apropiadas para el tratamiento de heridas, primero se tiene que identificar el tipo de herida presente – éste es el primer paso para el cuidado de heridas.

[Translate to spanisch:] Klammern, Kleben, Nähen - wann ist welche Wundversorgung am sinnvollsten?

Agujas, puntos de sutura, cintas – ¿Qué material usar para distintas heridas?

Las abrasiones o las heridas superficiales requieren apósitos diferentes a los de los cortes o las mordeduras. Lo siguiente se aplica a todo tipo de heridas: antes de aplicar apósitos, la herida tiene que ser limpiada y desinfectada. De otra manera, podría infectarse – lo que podría afectar seriamente a la cicatrización. Entonces, el sangrado debe cesar. El tipo de apósitos depende de si la herida está seca o húmeda. La selección de apósitos disponibles es enorme. El tratamiento de heridas moderno – para heridas crónicas en general – crea un entorno húmedo para prevenir la formación de costras y ayudar a la herida a cicatrizar.

Para las distintas fases de cicatrización se escogen distintos apósitos. Para iniciar un cuidado óptimo de la herida, se ha de realizar un tratamiento de exudación. Así, la cantidad de exudado se analiza y regula. En medicina, el fluido de la herida se denomina “exudado”. En general, el proceso de tratamiento de la exudación decide el tratamiento de la herida, los apósitos apropiados y la protección de la herida.

Tiritas para tratamiento de heridas en caso de abrasiones o cortes superficiales

Dependiendo de los resultados del tratamiento de exudación se puede deducir el tratamiento posterior de la herida. Es de suma importancia el uso de productos estériles para todas las heridas. De esta manera, se pueden evitar las infecciones que afectarían negativamente al proceso de cicatrización de la herida. Los extremos de la herida se unen para cerrar la herida, este proceso se denomina “adaptación”. La adaptación se realiza también mediante el uso de pinzas quirúrgicas.

En el caso de abrasiones simples o heridas superficiales, basta con colocar una tirita o apósitos siempre que el sangrado sea moderado. Dependiendo de la parte del cuerpo afectada, se recomienda cortar la tirita con la forma de la herida para permitir una mejor adhesión. Hay distintos tamaños para tiritas y apósitos para los diferentes tamaños de heridas. Se deberá escoger la tirita apropiada para asegurarse de que las heridas se están protegiendo de manera óptima. Es importante que la almohadilla de la tirita cubra los márgenes de la herida sobrepasando hasta más de 1 cm. De esta manera, se previene que la herida sufra algún tipo de desgarro cuando se retire la tirita. Cuando más grande o profunda sea la herida, más difícil es protegerla con una tirita. En ese caso, se han de tomar otras medidas para el tratamiento de heridas y así permitir una cicatrización apropiada.

Tratamiento de heridas en el caso de ser grandes o profundas

Hay muchas y distintas opciones para tratar heridas profundas hechas por mordiscos, cortes u operaciones. Para la adaptación, los márgenes de las heridas profundas o grandes se han cosido tradicionalmente con puntos de sutura. Dependiendo de la herida, se usa anestesia local o crema anestésica. Cuando la herida se trata con una aguja, se pueden usar diferentes puntos de sutura. Algunas son absorbibles, por lo tanto, no se tienen que retirar luego. En la medicina moderna, las heridas se pueden cerrar también con grapas. Con un aparato específico se aplican cuidadosamente grapas de acero inoxidable en el tejido. Para este tipo de tratamiento de heridas se usan grapas quirúrgicas en las partes afectadas de la piel. Las ventajas de este método de cierre son la rápida manipulación y la leve cicatrización. Tras diez días, las grapas se pueden retirar con un aparato específico.

Aparte de las grapas, las cintas son otro método de tratamiento de heridas que se usa a menudo. Un pegamento especial, como los tejidos y adhesivos cutáneos TRUGLUE® se aplican sobre los márgenes adaptados de la herida en varias capas, así, forman un fuerte adhesivo. Cicatrizada la herida, se cae sola de la piel. Los cortes y las heridas con márgenes suaves se pueden unir también con una tira especial como, por ejemplo, la tira para cierre de heridas Sterigrap® de Trusetal.

En el caso de usar cintas como método de cuidado de la herida, la anestesia no es necesaria – esta técnica es rápida e indolora. A todo tipo de cierre de herida le sigue la aplicación de apósitos apropiados para proteger la herida y ayudar a la cicatrización.