Menü

Protección de heridas y el agua – qué necesita saber

Una herida fresca en la piel requiere cuidados rápidos y adecuados para protegerla y permitir un proceso de curación óptimo.

[Translate to spanisch:] Wundschutz und Wasser

[Translate to spanisch:] Wundschutz und Wasser - was gilt es zu beachten?

 

Antes de cubrir la herida con una tirita, la piel tiene que limpiarse apropiadamente. No hay que descuidar la limpieza de la herida, pues es necesario que los agentes infecciosos como las bacterias se eliminen. La desinfección de la herida y la piel de alrededor es una medida adicional para ayudar a la cicatrización, se recomienda cubrir la herida con una tirita. Antes de colocarla en la piel, las partes afectadas necesitan estar sin grasa y secadas cuidadosamente.

Se recomienda el uso de tiritas para heridas que no sean muy grandes o profundas. Si las heridas son grandes, por ejemplo, en el caso de laceraciones, se han de tomar otras medidas que precisan de un médico para protegerlas adecuadamente. Si tuviera dudas sobre cuál es la medida más apropiada para proteger una herida adecuadamente, por favor, busque el consejo de un médico.

 

Por qué las heridas deberían protegerse del agua

Aparte de los cuidados iniciales, se pueden realizar medidas adicionales para proteger la herida y ayudar al proceso de cicatrización. Es de especial importancia proteger tanto las heridas pequeñas como las grandes del agua. El agua hincha la piel, lo que puede afectar a la cicatrización. Más aún, podría haber bacterias contaminantes u otros agentes bacterianos en el agua que podrían provocar la infección de la herida. Para prevenir la infección de heridas se suele recomendar evitar el contacto con agua durante el proceso de cicatrización. En las vacaciones de verano, ni el agua salada del mar ni la clorada de la piscina aportan las condiciones adecuadas para ayudar a promover la curación. El agua puede irritar la piel que, a su vez, podría afectar a la cicatrización. Se tiene que tener especial cuidado en el caso de una herida grande ya que la cicatrización es más complicada. Sin embargo, si no se quiere perder el baño, es necesario asegurarse de que el agua no toca la herida.

Tiritas impermeables para una protección óptima de la herida

 

Una herida fresca se puede proteger del agua con tiritas impermeables de la marca Trusetal. Los productos Cutiflex® de Trusetal están hechos con una película de poliuretano y están diseñados de forma óptima para pequeñas heridas. Se adhieren mejor a la piel que las tiritas normales durante el aseo o la ducha.

En el caso de heridas más grandes, se necesitan cuidados particulares por tener una mayor superficie que podría ser atacada por bacterias y otros agentes perjudiciales. Por lo tanto, es más difícil proteger la herida. Si de todas maneras quiere saltar a la piscina, la película transparente de Trusetal le permitirá divertirse en el agua pues, durante un corto periodo de tiempo, protege la herida contra las bacterias de forma óptima a pesar de que también permite la transpiración. Sin embargo, en el caso de heridas grandes, los deportes de agua y la natación intensiva, en general, deberían evitarse.

Después del lavado y cuidado apropiado de la herida, la tirita o película estará lista para colocarse sobre la piel. Los cuidados se han de realizar para asegurarse de que las puntas de la tirita o la película están colocadas de forma plana y que no hay pliegues ni arrugas en el material. De otra manera, no se puede garantizar que la herida esté protegida porque el agua podría entrar en los pequeños huecos y contaminar la herida.

La tirita o película se coloca mejor sobre la piel estirada previamente. Por ejemplo, una tirita se debería colocar con la máxima flexión sobre la rodilla – esto ayuda a reducir la posibilidad de que la tirita o película se caiga por el movimiento del cuerpo.

La aplicación apropiada de los productos Cutiflex® de Trusetal puede ayudar a la cicatrización óptima. Después de tratar la herida adecuadamente, la piel puede curarse de nuevo sin riesgo de infección de bacterias u otros agentes perjudiciales. Los productos para la protección de heridas permiten a los pacientes con una herida fresca tomar una ducha o lavarse sin afectar al proceso de cicatrización de la piel.

Para más información sobre el tema de cicatrización:

¿Cómo ayudar a la cicatrización?

Nadar sin preocupación para pacientes con heridas