Menü

¿Cómo vendo una muñeca?

Nuestras muñecas están constantemente tensas en la vida cotidiana, nuestro trabajo o al hacer deporte. Las sobrecargas y lesiones no son poco comunes.
Taping una muñeca

Taping una muñeca

Una tenosinovitis en la muñeca es un problema frecuente, que es causado principalmente por el sobresfuerzo de los músculos del antebrazo. Los signos característicos son tirones, dolores punzantes, crujidos de muñecas e hinchazones. Otro trastorno es el síndrome del túnel carpiano, donde el túnel carpiano, que consiste en los huesos del carpo y un ligamento, el denominado retinaculum flexorum, está constringido. Los nervios que se sitúan allí se comprimen. Los síntomas típicos son dolores y sensaciones como de entumecimiento y hormigueo en los dedos. Aparte de esas enfermedades especiales, se producen hematomas, esguinces o incluso fracturas de hueso de la mano en los deportes y en la vida cotidiana. Una posible terapia puede incluir atar la muñeca con cintas kinesiológicas o cintas deportivas.

¿Para qué sirven los vendajes de cinta?

 La cinta se puede utilizar de diferentes maneras al tratar las aflicciones mencionadas. Cuando se vende convencionalmente con una cinta que no se estira, el objetivo principal es crear una estabilización similar a una férula en los primeros auxilios de las lesiones, por ejemplo, cuando las muñecas están sobrecargadas o torcidas. El objetivo de este método de vendaje es reducir los movimientos y estabilizar la articulación con el fin de prevenir o minimizar los daños y tensiones en la medida de lo posible. El vendaje de cinta también puede usarse de manera preventiva como apoyo durante las tensiones. Esto podría ser necesario si las articulaciones son propensas a la hipermovilidad, el rango de movimiento es más pronunciado de lo habitual y la articulación tiende a ser inestable. Especialmente en deportes competitivos, se ha establecido su utilización para soportar articulaciones bajo mucha presión. Por ejemplo, las cintas se utilizan a menudo en los deportes de combate, deportes de pelota, atletismo, escalada, deportes de fuerza y gimnasia artística.

Las cintas kinesiológicas son aún más versátiles - en comparación con las cintas de deporte rígidas, el efecto estabilizador es menor. Son muy flexibles, se ajustan como una segunda piel y no limitan la movilidad. Son muy útiles para el tratamiento de lesiones menores, ligeras inestabilidades e hipermovilidad de la muñeca y también cuando se trata de síntomas de sobrecarga, como la tenosinovitis o el síndrome del túnel carpiano. Este método de vendaje fue desarrollado por el quiropráctico japonés Kenzo Kase en los años 70. Lo llamó Kinesio Taping (Vendaje Neuromuscular). El principio activo o idea principal del vendaje neuromuscular incluye que la cinta se supone que desdobla el impacto completo en combinación con los movimientos. Desde una perspectiva científica, los efectos de las cintas kinesiológicas no han tenido resultados claros todavía - la aplicación se basa principalmente en las experiencias de los médicos y terapeutas. En el tratamiento de deportistas y pacientes, la grabación parece tener un efecto calmante, detumescente y de mejora de la función.

 

Maneras de aplicar cintas a la muñeca

Hay varios factores importantes cuando se trata de vendar la muñeca correctamente. Es posible vendar de varios modos, porque hay muchas maneras diferentes y variedades, que se ajustan a los síntomas predominantes. Para apoyar la articulación debido a inestabilidad, artrosis o lesiones capsuloligamentosas, la técnica del ligamento es recomendable. La cinta debe ser aplicada con la máxima tracción. Las tiras de cinta se fijan a la muñeca de una manera que estabiliza y alivia la articulación y los ligamentos. Durante una tenosinovitis, es útil vendar la muñeca en combinación con los músculos del antebrazo sobrecargados con el fin de aliviarlos y también relajarlos. Para conseguir esto, las tiras de cinta tienen que ser fijadas en la dirección del tendón afectado, por ejemplo, el tendón del pulgar, y el músculo correspondiente. Cuando hay problemas con el túnel carpiano, las técnicas para los músculos y los ligamentos se combinan también.

Los síntomas en la muñeca y los dedos también pueden estar relacionados con disfunciones en los hombros y la columna cervical. Por consiguiente, los tratamientos con cintas también son posibles. El médico o terapeuta siempre debe esforzarse por llevar a cabo una inspección completa del paciente y también considerar enfermedades preexistentes junto a las molestias y toda la estática del cuerpo. Un análisis minucioso de las causas y estructuras afectadas es muy importante para elegir el método de vendaje correcto, ajustarlo óptimamente y obtener los mejores resultados.

Para un efecto óptimo, es muy importante aplicar la cinta correctamente. El conocimiento de las estructuras anatómicas, su ubicación y recorrido es indispensable para ello. Por eso el uso del vendaje kinesiológico y el vendaje deportivo sólo debe ser realizado por expertos y personas entrenadas, como fisioterapeutas y médicos. Éstos examinan al paciente muy de cerca y determinan qué método de vendaje es necesario para los síntomas concretos.