Menü

Primeros auxilios para diabéticos - ¿Cómo actuar ante un shock diabético?

Cuando una persona diabética sufre hipoglucemia, es necesario ofrecerle asistencia cuanto antes. Este artículo sirve para que, tanto afectados por la diabetes como terceras personas, puedan aprender acerca de las medidas más útiles a emplear en estos casos.

El término hipoglucemia se refiere a un bajo nivel de glucosa en la sangre. El shock diabético hace que los procesos metabólicos del organismo se vean alterados y, en algunas ocasiones, eso puede llegar a provocar inconsciencia. La hipoglucemia se puede reconocer por los siguientes síntomas:

  • pulso rápido
  • sudor frio
  • tez pàlida
  • apetito voraz
  • temblor, rodillas temblorosas
  • inquietud, nerviosismo

Si el nivel de glucosa en sangre disminuyendo, la falta de energía en el cerebro provoca signos como:

  • alteración de la capacidad de concentración
  • dolor de cabeza
  • trastornos del habla y de la visión

Algunos de los signos que indican una hipoglucemia avanzada y una pronunciada falta de energía en las células cerebrales son:

  • trastornos del comportamiento (agresividad)
  • trastornos de la consciencia
  • trastornos de la coordinación
  • convulsiones

 

Qué pueden hacer los diabéticos por sí mismos en caso de emergencia.

Las personas con diabetes deben observar las señales de su cuerpo. Tener un apetito voraz, sudar y sentirse tembloroso pueden ser signos de hipoglucemia. El nivel de azúcar en sangre se puede reajustar rápidamente consumiendo azúcar. Además, es conveniente comprobar regularmente estos niveles de azúcar en sangre. A pesar de las inyecciones usuales de insulina, pueden dares problemas con los niveles de glucosa debido a otras influencias externas, como por ejemplo el cambio en los hábitos alimentarios. En relación con esto último, las dietas blandas y pobres en carbohidratos pueden favorecer la aparición de hipoglucemia. Esta es la razón por la que se desaconseja que los diabéticos hagan cambios importantes en su dieta. Por lo general, los diabéticos han de prestar atención a una dieta equilibrada y sana para que los valores de glucosa en sangre se vean influenciados positivamente.
Para poder tomar medidas rápidas ante la hipoglucemia, las personas diabéticas deberían llevar consigo dulces con glucosa. Además, es conveniente que los diabéticos lleven consigo un pasaporte de salud para diabéticos. Esto permite que los encargados de los primeros auxilios actúen más rápidamente en situaciones críticas. El médico de emergencia también puede extraer información de ayuda gracias al pasaporte y así ayudar de forma más rápida y eficaz al paciente. Los pacientes que tienen problemas importantes con el tratamiento de la diabetes y se exponen frecuentemente a un riesgo más elevado de shock diabético también pueden obtener asistencia de perros de ayuda a diabéticos. Los animales de compañía por excelencia acompañarán a diario a los diabéticos y reaccionarán al oler la hipoglucemia, ya que son capaces de detectar niveles bajos de glucosa en sangre. Así, pueden avisar inmediatamente a su dueño diabético.

 

Cómo terceras personas pueden ayudar en un shock diabético.

En caso de que se produzca una hipoglucemia, las terceras personas también pueden ayudar a un diabético. Y, en caso de que se produzca la pérdida de consciencia, esta ayuda será completamente necesaria.

  1. El paso inicial es acercarse a la persona diabética y preguntar si necesita ayuda. Es posible que nos sintamos algo cohibidos a la hora de preguntar, ya que los síntomas de un diabético pueden asemejarse a los de una persona bajo los efectos del alcohol. Sin embargo, al tratarse de la salud de un ser humano, deberíamos superar este miedo y ofrecer ayuda. Algunos diabéticos prefieren no recibir ayuda, pues prefieren resolver ellos mismos la situación. En este caso, la persona debería poder actuar calmadamente y no se debe llevar a cabo ningún acto de ayuda.
  2. El ayudante tiene que ofrecer al afectado comida con contenido en azúcar. Lo más adecuado sería golosinas de glucosa. Otra alternativa adecuada son las bebidas azucaradas. En todo caso, han de evitarse comidas que, a pesar del alto contenido en azúcar, también contengan muchas grasas debido a que la grasa limita la velocidad de ingesta del azúcar. En caso de no conocer personalmente al paciente, es conveniente avisar a un familiar o amigo.
  3. Si el paciente se encuentra confuso, con síntomas de parálisis o inconsciente, es necesario llamar inmediatamente a emergencias. En caso de inconsciencia, la persona ha de colocarse en posición de recuperación y la respiración ha de ser controlada constantemente hasta que los servicios médicos hagan acto de presencia. En este caso, la administración de comidas ricas en glucosa o golosinas no ha de efectuarse bajo ningún caso, pues existe riesgo de ahogamiento. 

Cuando las personas de primeros auxilios llevan a cabo estos consejos, no harán nada prejudicial. Por tanto, es necesario que todo el mundo tenga la iniciativa necesaria para ayudar a pacientes que sufren un shock diabético.