Menü

Sencillos consejos que los diabéticos deberían seguir

Los diabéticos pueden mejorar su salud siguiendo unos pequeños consejos en el día a día.
[Translate to spanisch:] Paar bei einem sportlichen Spaziergang.

Importante: Ejercicio físico y dieta equilibrada

Gesundes Essen und Zuckermessgerät.

Los pacientes que conviven con diabetes mellitus normalmente consumen medicación o se inyectan insulina. No obstante, para tener unos niveles adecuados de glucosa en sangre, también se pueden seguir otras medidas. Los diabéticos pueden contribuir a mejorar su salud diaria siguiendo estos consejos.

Ejercicio físico y dieta equilibrada

Nivel de glucosa en sangre: el consejo más simple para regular el nivel de glucosa en sangre es evitar el estrés. Cuando se está bajo los efectos del estrés, el cuerpo produce mayor cantidad de cortisol, que a su vez incrementa el nivel de glucosa en sangre. Por ello, es especialmente importante en diabéticos evitar el estrés diario. El ejercicio físico también es uno de los puntos clave. Ayuda a consumir mayor energía y, por consiguiente, el nivel de glucosa se reduce. Asimismo, afecta a la resistencia de insulina, ayudando a que las células del cuerpo respondan mejor a la insulina y mantengan más estables los niveles de glucosa en sangre. Por ello, es importante encontrar el equilibrio entre relajación y ejercicio físico.

Dieta: Llevar una dieta equilibrada es muy importante, incluyendo principalmente comidas con bajo índice glucémico. El índice glucémico indica el efecto de una determinada comida en los niveles de glucosa en sangre. Así, las comidas con bajo índice glucémico incluyen cereales, vegetales, legumbres y también algunas variedades de fruta. También se recomienda consumir alimentos bajos en grasa. Los ácidos grasos saturados, que son los que se encuentran generalmente en comida de origen animal, promueven la resistencia a insulina. Por tanto, hay que consumir ácidos grasos insaturados, que generalmente pueden encontrarse en aceites vegetales, pescados, vegetales de hoja verde o frutos secos.
Una dieta saludable también se refiere a la ingesta de bebidas adecuadas. Muchas bebidas tienen alto contenido en glucosa y, junto con el alcohol, pueden llevar a un aumento de glucosa en sangre. Las mejores opciones de bebida para diabéticos son agua o té. Por otro lado, es importante tener en cuenta que se pueden hacer pequeñas excepciones a la dieta de vez en cuando como puede ser tomar una pieza de tarta o una copa en alguna celebración o una pieza de carne un domingo en la cena. Todo ello sin perder de vista la gran importancia de mantener una dieta equilibrada.

En especial, los diabéticos de tipo 2 pueden reducir sus niveles de glucosa en sangre llevando a cabo una dieta sana y haciendo ejercicio físico suficiente.

Medicación e insulina

Si únicamente con los cambios en el estilo de vida no es suficiente, hay que utilizar medicamentos o inyecciones de insulina. En este caso, es importante buscar el consejo de los médicos. Algunos aspectos generales para tratar la diabetes han de tenerse diariamente en cuenta. La ejecución sencilla de la inyección de insulina es uno de los aspectos más importantes.

Para la inyección de insulina, es necesario un recipiente adecuado para la vacunación:

  • Una nueva forma de inyección de insulina se realiza con el llamado bolígrafo de inyección. En los bolígrafos estándar, se utiliza un cartucho con insulina. Después de introducir la aguja en la piel, la insulina se libera al presionar un botón.
  • Los bolígrafos de inyección están rellenos y contienen una cantidad determinada de insulina que se libera tras su uso. La ventaja de estos bolígrafos es la comodidad en el uso y la posibilidad de administrar dosis concretas.
  • Otra variante adecuada es la inyección por agujas, que son de un único uso por razones higiénicas.

 

Independientemente de si se utiliza una jeringa, un bolígrafo o una aguja, en todos los casos es importante tener en cuenta que ha de haber tejido graso bajo la piel en la inyección de insulina. Vientre, muslos o glúteos son adecuados para este propósito. Cuando se inyecta, se ha de formar una pequeña doblez o punción en la piel para no afectar a los vasos sanguíneos. Además, el lugar de inyección ha de cambiarse cada vez.
La insulina se usa como medicamento para tratar la hiperglucemia, es decir, cuando el nivel de glucosa es muy alto. Para hacer frente rápidamente a una hiperglucemia aguda, los caramelos de glucosa son la mejor opción. La glucosa que contienen pasa directamente a la sangre y se aumenta de inmediato el nivel de glucosa en sangre.
Además, llevar la identificación de diabético es una ventaja, ya que permite a los voluntarios de primeros auxilios analizar mejor la situación y actuar más rápido.

Actualmente, el cuidado médico no afecta la viabilidad de pacientes con diabetes. Una dieta sana y ejercicio físico son suficientes para que los diabéticos mejoren su calidad de vida.