Menü

Miedo a las agujas en los niños - sin problema gracias a los métodos de cierre herida sin sutura

Al jugar o corretear, es probable que los niños se lastimen.
Miedo a las agujas en los niños - sin problema gracias a los métodos de cierre herida sin sutura

Miedo a las agujas en los niños - sin problema gracias a los métodos de cierre herida sin sutura

 

Las posibles heridas se han de tratar individualmente dependiendo del tamaño y el tipo. Para las heridas superficiales como las abrasiones, a menudo es suficiente con una tirita para ayudar a la cicatrización óptima de la herida. Si hubiera heridas más grandes, una tirita no proporciona una protección adecuada. Por lo tanto, las laceraciones y cortes a menudo se tratan con puntos de sutura. Las heridas postoperatorias a menudo requieren también este tipo de cierre de herida.
En cualquier caso, el material de sutura debe ser estéril. Dependiendo del lugar y el tamaño de la herida hay disponibles hilos de diferentes grosores. Una vez que se ha elegido el material de sutura adecuado, la herida puede suturarse con anestesia local. Una herida postoperatoria suele ser dolorosa y por lo tanto requiere anestesia local. Para los niños, ésta es una experiencia particularmente desagradable. El miedo a las agujas o la fobia a las inyecciones son bastante comunes y hacen que la experiencia del tratamiento de la herida sea extremadamente estresante. Después de varios días de curación, los puntos se pueden quitar. Este procedimiento, una vez más, puede ser muy doloroso y, por lo tanto, también se lleva a cabo con anestesia local. Aunque tenga miedo a las agujas, el niño se enfrentará de nuevo a una inyección. Para evitar la necesidad de eliminar los puntos de sutura, se pueden usar suturas absorbibles .El material de sutura se disuelve por sí solo; sin embargo, las suturas absorbibles no son adecuadas para todo tipo de heridas.

 

Alternativas al cierre de la herida con puntos de sutura

 

Si una herida no puede ser suficientemente protegida por una tirita, hay una serie de opciones diferentes aparte de coser la herida para cerrarla adecuadamente. Las heridas postoperatorias de la cirugía pueden tratarse fácilmente con una tira. La tira para el cierre de heridas junta los bordes de una herida de modo que la cicatrización potencial es muy leve. La aplicación de estas tiras es rápida y no implica ningún dolor para el niño. Las tiras de cierre de la herida unen los márgenes de la herida tensándola al taparla. Es de suma importancia asegurar que las tiras permanezcan en la herida hasta que el proceso de cicatrización se haya completado. Si se retiran de la herida demasiado pronto, por ejemplo, por la humedad, el proceso de cicatrización de la herida puede verse afectado negativamente. Para una protección adecuada, a menudo se aplica un revestimiento de película sobre la parte superior de la tira para el cierre de la herida. De esta manera, tanto la herida como la banda de cierre de la herida están protegidas de la humedad y de otros factores externos. El uso adecuado de las tiras para el cierre de la herida permite que se traten las heridas sin la necesidad de usar agujas o hilos.
Otro método de cierre de heridas aceptado es el uso de un adhesivo tisular. La ventaja para las heridas más grandes es que no se necesitan apósitos de gran tamaño .El adhesivo tisular se aplica fácilmente sobre los márgenes unidos de la herida y se seca después de sólo unos segundos. A continuación, se aplica a la piel de alrededor en varias capas que forman un fuerte adhesivo que mantiene los márgenes de la herida juntos. De esta manera, es posible cerrar heridas sin usar hilos y el proceso de cicatrización puede comenzar. Tan pronto como la herida se cierra y los márgenes de la herida han vuelto a crecer juntos, el adhesivo tisular se despega de la piel por sí mismo. Este adhesivo también es adecuado para heridas con pelo, expuestas a fluidos corporales o localizadas cerca de membranas mucosas. Sin embargo, antes de aplicar el adhesivo tisular a los lugares con pelo, se aconseja afeitarlos para lograr una mejor adherencia.
Las terapias de relajación como la hipnosis o la moxibustión pueden ayudar a reducir el miedo a las agujas. Si se prevé una herida post-operatoria, el niño puede estar preparado para ello usando una de las técnicas antes mencionadas.
En general, las suturas no siempre pueden evitarse. En el caso de una herida muy grande, sólo los puntos pueden ayudar a la cicatrización de heridas de forma óptima. Si, sin embargo, evitar los puntos es una opción posible, las tiras del cierre de la herida o el adhesivo del tejido son alternativas geniales para tratar heridas en niños.

Es de gran importancia tratar cada herida o lesión profesionalmente para ayudar a la cicatrización y evitar que queden marcas.